PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO EN MP3

Cartas de la Biblia - 1 Pedro


La Biblia en audio - Versión Ecuménica DIOS HABLA HOY (Con aprobación Eclesiástica)

La Primera carta de san Pedro (1 P) está dirigida a los cristianos de Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, provincias romanas situadas en las regiones del norte y el oriente de la península de Asia Menor (actualmente Turquía).

Diversos pasajes de la carta muestran que estos cristianos se habían convertido del paganismo (1.14,18; 2.9-10; 4.3). Este cambio completo en su manera de vivir les había traído la enemistad de sus conciudadanos (4.4). Más aún, estaban sufriendo persecución por su fe, de parte de las autoridades civiles (1.6; 2.12; 3.17; 4.1-4, 12-19).

La carta tiene como finalidad principal animar a estos cristianos a mantenerse firmes en su esperanza, a pesar de su situación difícil. Para eso les recuerda ante todo la grandeza del llamamiento que han recibido de Dios (1.3-12). Además, les trae a la memoria el ejemplo de Cristo (2.21-25; 3.17-18); ellos están tomando parte en los sufrimientos de Jesucristo y también participaran de su gloria (4.13).

virgen bar

A lo largo de toda la carta se encuentran exhortaciones a llevar una vida ejemplar. Los cristianos deben abandonar las prácticas que seguían antes de aceptar la fe cristiana (1.14; 4.2-4), y llevar una vida intachable de manera que los paganos no puedan echarles nada en cara (2.12, 15; 3.1-2).

Se dan consejos especiales a los diversos grupos que forman la comunidad: los siervos (2.18-25), los esposos (3.1-7), los ancianos (5.1-4), los jóvenes (5.5). Y hay una referencia especial a la sumisión respecto de las autoridades civiles (2.13-17).

Por encima de todo se recuerda el deber del amor fraterno (1.22-23; 3.8-9; 4.8-10).

Esta carta presenta muchos puntos de contacto con algunas cartas de Pablo, especialmente con Romanos y Efesios (véanse, por ejemplo, las notas a 1 P 1.2, 3, 4, 17, 18; 2.8, 18-20). Está escrita en un griego muy correcto y aun elegante.

Aparece como autor el apóstol Pedro (1.1). Pero al final (5.12) se dice que fue escrita por medio de Silvano. Probablemente se trata del mismo personaje llamado Silas, compañeros de Pablo, mencionado en Hch 15.22-18.5 (cf. 2 Co 1.19; 1 Ts 1.1; 2 Ts 1.1).

Esta mención y las observaciones ya señaladas sobre el carácter literario y teológico de la carta sugieren que la participación de Silvano en la composición de la carta pudo haber sido significativa. En cuanto a la fecha de composición no hay en el texto indicaciones precisas.



Jesus Divina Misericordia

Como ciervo sediento en busca de un río, así, Dios mío, te busco a tí (Sal 42)

Deja tus preocupaciones al Señor, y él te mantendrá firme; nunca dejará que caiga el hombre que lo obedece (Sal 55, 23).

"Depositen en él todas sus preocupaciones, pues él cuida de ustedes" (1 Pe 5, 7)

Cuando Dios entra en acción, sus enemigos se dispersan (Sal 68).

Llámame y te responderé; y te mostraré cosas grandes y secretas que tu ignoras (Jer 33,3).

Me llamará, y yo le responderé, y estaré con él en la desgracia (Sal 91).

Deja que él te instruya, grábate en la mente sus palabras (Job 22, 22).

Yo te instruiré, te enseñaré el camino, te cuidaré, seré tu consejero (Sal 32,8).

El Señor está cerca de los que lo invocan, de los que lo invocan con sinceridad. El cumple los deseos de los que lo honran; cuando le piden ayuda, los oye y los salva (Sal 18-19).

Pidan y recibirán; busquen y encontrarán; llamen, y se les abrirá la puerta. Porque el que pide recibe, el que busca encuentra, y al que llama se le abrirá la puerta (Mt 7, 7).

Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman (Rm 8,28).

Todo lo que Dios ha hecho es bueno; él, a su tiempo, provee a todas las necesidades (Eclo 39, 16).

No hay que preguntar ¿porqué esto? ¿porqué aquello? porque todo tiene un propósito (Eclo 39, 21).

No hagas mal, y el mal no te alcanzará (Eclo 7,1).

Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien (2 Tim 3, 16).










imagen descargar. Download icon



PRIMERA CARTA DE SAN PEDRO.mp3





virgen Maria y niño Jesus




Anterior
Ir arriba
Gracias a la Sabiduria, se enderezaron los pasos de los mortales (Sab.9,18)